Crónica del Canal de Menorca

20160818_051412Llegó el 15 de agosto y me fui a Menorca con todo el equipo, listo para afrontar mi último reto en solitario de esta temporada. Nada más llegar Guillermo, de la Menorca Channel Swimming Association (MCSA), me informa de que las condiciones climatológicas no son buenas, por lo que tenemos que esperar unos días para fijar la fecha exacta. En todo caso, lo más seguro es que tengamos que hacer el reto al revés, saliendo de Mallorca hacia Menorca.

Cada seis horas hay actualización oficial del parte meteorológico y me mantiene informado, cruzamos dedos para que mejore y se pueda nadar cuanto antes y, por fin, llegan las buenas noticias: el día 18 el tiempo estará suficientemente estable hasta mediodía, luego irá aumentando la fuerza del viento y la corriente, pero si empiezo a nadar muy temprano y mantengo un ritmo bueno, llegaré a Menorca antes de que se haga imposible el nado.

Guillermo nos recoge en Ciutadella a las 4 de la mañana y nos lleva al puerto de Cala en Bosch, donde nos espera nuestro barco para zarpar rumbo al Cap de Freu, el punto más cercano de la isla de Mallorca. Durante la hora y media que dura el trayecto, aparte de concienciarme de lo lejos que está una isla de la otra, Toni Huguet, el Observer de la MCSA me recuerda las normas que debo cumplir y me explica cómo va a ser la salida, la llegada, los avituallamientos y me advierte de la presencia de medusas.

LLegamos a unos 50 metros del Cap de Freu, me pongo el bañador, me unto de grasa la zona del cuello, hombros y axilas para evitar las rozaduras, me lanzo al agua alumbrado por los focos de la embarcación pues aún es de noche, nado hacia las rocas y me agarro.

A las 6:36 horas y tras el bocinazo del barco, comienzo a nadar los 37 kms que me separan de mi meta. Es de noche, no hay olas, el viento es suave y el agua está a 25º, desde las primeras brazadas marco mi ritmo cómodo y constante y me olvido de lo que tengo por delante, solo me concentro en mis brazadas, el barco y en mirar el cronómetro para tomar los avituallamientos que tengo previstos. Amanece a las 7:00 y con el día despiertan las olas y sube la intensidad del viento, la corriente lateral no ayuda a avanzar, aunque tampoco es muy molesta.

La primera parada de avituallamiento la hago a las 7:36 y después cada media hora, como un reloj, me paro brevemente para nutrirme. Es incómodo no poder agarrarte para comer y es difícil coger la comida y devolver los envases a la red, desde las primeras paradas trago mucha agua salada y el estómago se me resiente, por lo que pido más azúcar de lo habitual.

A lo largo del día las condiciones van empeorando poco a poco, las olas laterales cada vez más grandes me van castigando el hombro derecho, por lo que a las 10:06 me tomo un ibuprofeno que me ayude a resistir las horas que aún me quedan por delante.

Va pasando el tiempo, veo muchas medusas pero no me pican y también se me acercan varias gaviotas, confundiéndome con su comida, por suerte todas se dieron cuenta a tiempo y no me llegaron a picotear.

Aunque ya venía concienciado, esta es una travesía larga y voy a estar muchas horas nadando en solitario, intento centrarme en cada tramo de media hora entre cada parada, no quiero saber cuánto llevo ni cuánto me queda, voy sumando kilómetros sin saber exactamente la cantidad mientras pasan las horas. Tampoco me planteo el número de horas que llevo, solo me concentro en los minutos, es mi forma de afrontar el temido “muro”, que según Toni está entre los 20 y los 30 kms.

20160821_185936Voy sufriendo con mi hombro dolorido pero no bajo el ritmo de brazada, quiero llegar lo antes posible y me tomo otro ibuprofeno a las 9 horas de travesía. La costa de Menorca cada vez está más próxima, ya se puede ver el Faro de Artrutx, estoy en el último tramo, pero las condiciones meteorológicas van empeorando, aumentan las olas y se mete corriente en contra, justo cuando menos fuerzas me quedan, el mar no me ayuda y debo hacer un sobreesfuerzo para alcanzar la costa del Cap d’Artrutx, después de 10 horas y 58 minutos. Allí en lo alto del acantilado me espera la Presidenta de la MCSA, Tita Llorens que luego se desplaza también al puerto de Cala en Bosch para felicitarme.

Han sido 10:58 horas las que me han convertido en el nadador número 12 que lo logra con el tercer mejor tiempo.

¡Muchas gracias a todos por seguirme!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un comentario en “Crónica del Canal de Menorca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s