CRÓNICA DEL SEGUNDO DESAFÍO BIMBAPE

WhatsApp Image 2017-05-30 at 18.02.55 (1)Si la temporada pasada terminaba con el primer Desafío Solidario Bimbape, ésta comenzó con el Segundo. Igual que en octubre, además de los entrenos, me impliqué en la organización y búsqueda de financiación para la asociación Pequeño Valiente, los beneficiarios de este reto, que consistía en nadar de Tenerife a la Gomera y volver al día siguiente.

Llegamos a Tenerife el 4 de mayo y esa misma tarde tuvimos la reunión técnica en la sede de los bomberos voluntarios de Santiago del Teide. Esta vez a Jonay García, Quique Fernández, Migue Rodríguez y a mí, se nos unían Libertad Ramos y Carlos Pérez, con Santiago Arteaga como director y un gran equipo técnico formado por médico, fisio, kayakers, fotógrafos, personal de emergencias y tripulaciones del velero, 3 zódiacs y 2 kayaks que formaban la comitiva, lamentando la ausencia a última hora de Santiago González, responsable de seguridad, por motivos familiares. Aunque las condiciones climáticas no eran las ideales, eran suficientes para afrontar la primera etapa del reto, por lo que quedamos los nadadores en la playa del muelle de Santiago del Teide y las tripulaciones en el muelle de los Gigantes, para empezar a nadar a las 6:30 del día 5 de mayo.

WhatsApp Image 2017-05-30 at 18.03.47 (1)Después de la reunión, acudimos al Complejo Deportivo Pancracio Socas, de Santiago del Teide, donde nos recibe el alcalde don Emilio Navarro, junto con el primer teniente de alcalde y el concejal de deportes, para darnos las gracias, desearnos éxito y obsequiarnos con un reconocimiento. Rápidamente nos vamos a cenar para acostarnos temprano y descansar.

El día 5 de mayo, acudimos temprano a nuestra cita en la playa. Ya nos llevamos la primera sorpresa al ver que no estábamos solos pues, además de nuestras familias y acompañantes, vinieron a desearnos suerte muchas personas antes de comenzar su jornada laboral, entre otras las representantes de Pequeño Valiente en Tenerife y el alcalde de Santiago del Teide.

Después de que mis compañeros se equiparan con sus neoprenos, ya que seré el único que nade sin traje, tensa espera en la playa, que se hizo más llevadera por la cantidad de gente que nos arropaba. En el Puerto de los Gigantes las condiciones marítimas no eran buenas, la gran resaca no permitía que las embarcaciones salieran y había que esperar que amainara el mar, lo que ocurrió por fin y pudimos comenzar la etapa a las 8:00 de la mañana.

18199296_1103167246454608_3710464540397488632_nTras unos primeros kilómetros incómodos por el oleaje, comenzamos a tener buenas sensaciones y a echar kilómetros hacia atrás, con paradas de unos 5 minutos cada hora exacta para reponer energías con los avituallamientos, donde nuestra fotógrafa oficial Cristina aprovechaba para sacarnos fotos submarinas. Las horas iban pasando y haciendo mella en nuestras fuerzas, pero la peor parte la llevaron algunos tripulantes que se marearon debido al continuo oleaje. La travesía entre Tenerife y La Gomera tiene unas corrientes muy características que producen termoclinas en el centro, donde la temperatura del agua baja drásticamente 2 o 3 grados. La profundidad es inmensa y hay mucha vida, siendo lugar de paso para grandes cetáceos. Nosotros nos cruzamos con muchos delfines, un tiburón martillo, una tortuga y gran variedad de peces.

primera etapa BimbapeLo más duro nos esperaba en los últimos kilómetros, ya con la playa a la vista la corriente en contra nos hizo sudar para poder pisar la arena.

Gran recibimiento por parte de numeroso público, el alcalde y la vicepresidenta de Pequeño Valiente, Montse que nos esperaban desde las 16:00 en la playa de la Cueva, en San Sebastián de La Gomera a donde llegamos a las 19:16, después de 11 horas y 16 minutos en el mar y 35 kilómetros recorridos. Agasajo con cena en el mismo club Náutico de la Gomera y directos al Parador, donde dormiríamos por gentileza de Ofimática la Gomera.

El día 6 amanecemos temprano, algo cansados pero muy ilusionados. Sabemos que hoy va a ser un día histórico, seremos los primeros nadadores en hacer el doble cruce en dos días consecutivos y yo seré el primero en hacerlo sin neopreno. Habíamos quedado en la playa a las 7:30 y nada más llegar nos enteramos de que nuestro compañero Libertad no va a poder nadar, debido a unos problemas físicos que se habían acentuado después del sobreesfuerzo del día anterior. Mientras esperamos a las embarcaciones nos equipamos, mis amigos con sus trajes de neopreno y yo con mi grasa de oveja, calentamos el cuerpo, nos despedimos de nuestros acompañantes y nos concentramos en lo que nos espera, deseando que el trazado sea parecido al del día anterior, prácticamente recto.

18359303_1765916933423724_8584963622294662171_oA las 9:05 llegan las embarcaciones y da comienzo la segunda etapa del Desafío. Los primeros kilómetros se van volando, 5kms en la primera hora, 4,5 en la segunda… el Teide al fondo nos espera y nos anima a seguir. El mar es un espectáculo, luminoso y tranquilo, vuelven a visitarnos los delfines y se quedan un rato jugando con nosotros, como deseándonos suerte, seguimos sumando kilómetros y como siempre, parando cada hora para recuperar energías. Relajados, hacemos las paradas más largas que el día anterior, hasta que llegamos a mitad de la travesía y la corriente deja de ser favorable, llega el cambio de temperatura del mar, que baja drásticamente y nos deja helados. Empezamos a sufrir, el Teide nos sigue esperando pero parece que la distancia no se acorta, tenemos frío y estamos cansados, aún así seguimos nadando, esperándonos para ir siempre agrupados. Poco a poco vamos superando horas y ya empezamos a distinguir las casas de Puerto Santiago, a cada parada que hacemos se ve más definido nuestro destino y nos animamos.

Sabemos que en la playa de Puerto Santiago no cabe un alfiler, nos esperan nuestros acompañantes, autoridades, representantes de Pequeño Valiente y numeroso público que se ha ido congregando. Además, una veintena de nadadores de Tenerife que nos quieren acompañar los últimos metros de la travesía.

segunda etapa BimbapeSi en la Gomera fue emocionante el recibimiento, aquí fue indescriptible, cuando se lanzaron al agua los nadadores que nos escoltarían ya se oía el griterío en la playa, en menos de 1 km llegaríamos y tendríamos un cálido recibimiento, fue como una inyección de adrenalina, nadamos juntos los últimos metros, ya no sé si el mar estaba bueno o malo, si hacía frío o si me dolían los brazos, solo oía los pitos, la música y me imaginaba ya en tierra cansado pero contento. Pero no fue así, en cuanto puse un pie en la arena y me abracé a mis compañeros, la acogida fue increible, todo el mundo me llamaba, solo oía mi nombre, felicitaciones, fotos con todos, mis pequeños valientes Jonathan y Cristian que me estaban esperando para hacerme una coreografía. El frío y el cansancio desaparecieron y me sentí como un auténtico héroe.

Lo habíamos hecho, estábamos de vuelta a Tenerife a las 19:10, después de 11 horas y 5 minutos y 36 kilómetros recorridos y habíamos terminado el Segundo Desafío Solidario Bimbape. Somos las 5 primeras personas que nadan ida y vuelta a La Gomera en dos días consecutivos, yo el primero en hacerlo sin neopreno.

¡Muchas gracias a todos por animarnos y hacernos sentir especiales!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s