Crónica de la Ultraswimmer

El pasado día 21 de mayo, a las 7:00 de la mañana zarpamos en una embarcación de Líneas Romero desde el muelle de Caleta del Sebo, rumbo a la playa del Veril, en Alegranza. Después de una hora, la embarcación me dejó lo más cerca que se podía de tierra, me preparé y me tiré a nadar hacia la playa.

Una vez de pie en la orilla, con todo el cuerpo fuera del agua, a las 8:25 y con la marea baja, comencé a nadar hacía el sur los 20 kilómetros que me separaban de mi destino, en Caleta del Sebo (La Graciosa).

En los primeros kilómetros las condiciones del mar no eran demasiado buenas, pues al mar de fondo se unía una corriente ligera hacia el oeste, que, junto con las olas transversales, me desviaban constantemente de mi trazado. A partir del kilómetro 9,5, a la altura de la isla de Montaña Clara, la corriente desapareció, pero las olas iban aumentando su tamaño debido a que la marea estaba subiendo, por lo que el nado se hacia cada vez más difícil. En cuanto a la temperatura del mar, se mantuvo en todo momento constante, a unos 18º.

Todos las paradas que hice para tomar avituallamiento fueron breves, lo justo para alcanzar lo que me daban mediante una red, tomar lo necesario y devolver lo que sobraba a la red. Esta maniobra resultaba complicada por el movimiento del barco, expuesto a las olas laterales, que se me venía encima, pero no me impidió estar bien nutrido y con energías durante todo el trayecto.

A partir del kilómetro 14, una vez alcanzada la Punta de Pedro Barba, aunque las condiciones seguían siendo malas, el nado se hizo más cómodo, pues las olas no me daban de lado. Cuando quedaban 1500 metros, pude ver que en la Playa de las Caletillas me esperaba gran cantidad de personas, que me estaban animando, por lo que saqué fuerzas para apretar un poco el ritmo y llegar cuanto antes. Finalmente, cuando toqué la arena de la playa habían transcurrido 5 horas, 4 minutos y 52 segundos, había recorrido 20.700 metros y allí me esperaba el Concejal de Turismo del Ayuntamiento de Teguise, Don Antonio Callero, Pedro Torres representante de Swimming Point Lanzarote, organizador del reto, y un numeroso grupo de aficionados, que me felicitaron a pie de playa.

Puedo decir con orgullo que he sido el pionero en realizar este reto y debo darle las gracias a los que lo han hecho posible, el Ayuntamiento de Teguise y la corporación municipal representativa en la isla de La Graciosa, Líneas Romero y Swimming Point Lanzarote.

Si quieres realizarlo tu también, consulta la normativa y resto de condiciones en Swimming Point Lanzarote.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s